Fecha de actualización: 10/06/2021
Parte IV: Los murciélagos no hematófagos y la rabia

Capítulo 27: La transmisión de la rabia por murciélagos no hematógenos. Procedimientos a seguir para evitarla.

¿Qué precauciones se recomienda tomar para evitar la transmisión de la rabia por murciélagos?

  • Mantenga a sus perros y gatos protegidos mediante la vacunación (ver subcapítulo “Vacunación”).
  • No toque murciélagos con las manos desnudas. Si necesita hacerlo, hágalo con guantes que no puedan ser atravesados por los colmillos del murciélago para evitar el riesgo de una mordedura (guantes de cuero, gruesos de trabajo, etc.).
  • Enseñe a los niños que si ven un murciélago no deben tocarlo, sino que deben dar aviso a un adulto.
  • Cuando observe un murciélago caído en el piso, no lo tire a la basura, siga el procedimiento indicado en el ítem c)  del apartado 2) del presente capítulo.
  • Frente a la presencia de murciélagos en la vivienda de los que estemos seguros que no han tenido contacto físico directo con personas o animales de compañía, proceda como se indica en el subcapítulo “¿Qué puedo hacer si tengo murciélagos dentro de mi casa?”.
  • Frente a la presencia de murciélagos en la vivienda que hayan tenido contacto directo con personas o animales de compañía o si no podemos descartar con total certeza que no haya sucedido dicho contacto, proceder como se indica en el apartado 2) del presente capítulo.
  • Evite el ingreso de murciélagos a la vivienda (ver subcapítulo “¿Qué puedo hacer para evitar que ingresen murciélagos a mi casa?“).
  • Se recomienda la administración de la profilaxis preexposición (ver subcapítulo “Profilaxis preexposición“) a aquellos individuos que pertenezcan a algún grupo de riesgo de transmisión de rabia por murciélagos: manipuladores habituales de quirópteros tales como quiropterólogos, personal de los centros de recuperación de la fauna silvestre, personal de parques zoológicos en cuyas instalaciones haya quirópteros o personas con contactos esporádicos, como son los ornitólogos durante la captura de aves nocturnas con redes, los espeleólogos, el personal de reservas naturales o los naturalistas en general. Para recibir dicha profilaxis, consultar en la Municipalidad de su domicilio o concurrir al centro de atención que corresponda a su localidad (ver listado en el Anexo 1).