Fecha de actualización: 10/06/2021
Parte III: Prevención

Capítulo 21: Prevención en animales domésticos de compañía

Vacunación

La prevención se basa fundamentalmente en la VACUNACIÓN, la tenencia responsable y el control poblacional. 

En el gráfico 28 se observa la drástica reducción del número de casos de rabia en perros (línea descendente anaranjada) ocurrida como consecuencia del incremento y posterior mantenimiento del número de perros vacunados (columnas azules) a lo largo de los años. Esto es una muestra elocuente de la importancia de la vacunación en la prevención de la rabia.

Gráfico 28. Relación entre rabia en perros y vacunación antirrábica canina. Méjico. 1990-2005.

Fuente: Lucas CH, Pino FV, Baer G, Morales PK, Cedillo VG, Blanco MA, Avila MH. Rabies control in Mexico. Dev Biol (Basel). 2008; 131:167-75.

VACUNE A SU ANIMAL: LA VACUNACIÓN ANTIRRÁBICA ES DE CARÁCTER OBLIGATORIO EN TODO EL PAÍS, sin importar la existencia o no de casos de rabia en la región. Puede vacunar a su animal en veterinarias privadas o en los centros de salud animal y/o centros de zoonosis oficiales, donde es de aplicación gratuita (así como en las campañas antirrábicas). 

  • Hágalo con la periodicidad que indica la ley: una primera vacunación a los 3 meses de edad y revacunaciones anuales. Recuerde que proteger a su mascota es también protegerse a Ud., a su familia y a la comunidad.
  • Guarde el certificado de vacunación que le entregan: el certificado es la prueba de que su animal tiene la vacunación vigente (se lo pueden solicitar si su animal muerde a una persona o a otro animal o si su animal es mordido por otro, entre otras circunstancias). El certificado debe tener la firma y el sello de un profesional veterinario habilitado.
  • Agende y respete la fecha de la siguiente vacunación: tenga en cuenta que una vez pasada dicha fecha, su animal ya no estará protegido contra la rabia.

Las vacunas antirrábicas que se utilizan son las convencionales en cultivo celular inactivadas; en el caso de los gatos, también está aprobado en USA y en Europa el uso de la vacuna a vector recombinante virus de la viruela del canario-rabia. Al igual que para el humano, aún se elabora y se aplica en Argentina la vacuna Fuenzalida Palacios, también denominada CRL. Si bien en su momento resultó de gran utilidad para controlar la rabia, actualmente, la OMS aconseja su reemplazo por las vacunas en cultivo celular que son más potentes y más seguras.

Como ya se dijo, no hay producción comercial de gammaglobulinas antirrábicas para uso animal.

Para más detalles acerca de las vacunas antirrábicas, consultar el Capítulo 12

  • ¿Por qué hay que vacunar a los animales todos los años?
    Como ya se mencionó (ver Capítulo 12), la aplicación de la vacuna hace que el sistema inmune produzca anticuerpos que protegen contra el virus rábico. Pero estos anticuerpos no son eternos y tampoco lo es el estímulo que genera la vacuna para sintetizarlos. Esto hace que al año queden tan pocos anticuerpos que ya no puedan proteger; entonces hay que vacunar nuevamente para que el sistema inmune del animal vuelva a ser estimulado para producirlos y así a lo largo de toda la vida de la mascota.

Foto 18. Vacunación antirrábica.

cap20-2.png

Fuente: https://www.mcleancountyil.gov/index.aspx?NID=963. C onsultado el 28/07/2018.

¿Por qué la primera vacunación debe efectuarse a los 3 meses de edad?
Porque se considera que a esa edad el sistema inmune del animal ya está lo suficientemente maduro como para responder a la vacuna desarrollando la respuesta protectora descripta en el párrafo anterior. Además a esa edad el animal ya perdió los anticuerpos protectores que pudiera haberle transmitido la madre a través del calostro. 
Recordemos que el calostro es lo primero que secreta la glándula mamaria de la madre: primero produce calostro y luego leche. El calostro es entonces lo primero que ingiere el cachorro luego de nacer. Si la madre está vacunada contra la rabia, tendrá anticuerpos antirrábicos en el calostro y se los transferirá al cachorro cuando éste mame. Se considera que tres meses después de haber recibido los anticuerpos calostrales, ya no queda cantidad suficiente como para protegerlo.

¿Qué debo hacer si me hago tenedor responsable de un animal mayor de 3 meses cuya historia de vacunación antirrábica desconozco, como por ejemplo, si lo recojo de la calle?
Cuando recoge un animal de la calle, debe hacerlo revisar por un profesional veterinario (privado o de centros oficiales de atención veterinaria gratuita), ya que sólo él puede determinar el esquema de vacunación antirrábica apropiado para ese animal en función de su estado clínico, de la epidemiología de la rabia en la región, de los hábitos de vida que va a tener el animal en su nuevo hábitat, etc.

Llegada la fecha de vacunación, ¿puedo vacunar a mi animal cualquiera sea su estado de salud?
Lo ideal es que el animal esté sano, ya que así podrá producir la mejor respuesta protectora. No obstante, al igual que en el punto anterior, el profesional veterinario es quien puede determinar su estado de salud y es el único que puede evaluar la conveniencia de vacunar o no.

¿Por qué debo vacunar a mi animal si la rabia en mi ciudad o zona del país está controlada y no hay casos de rabia desde hace muchos años?
Básicamente por dos razones:

  • Puede estar controlada la rabia terrestre, pero no la rabia en murciélagos (rabia aérea silvestre). Entonces, si un murciélago rabioso tiene contacto con su animal no vacunado, éste puede enfermarse de rabia porque no está protegido contra la enfermedad. En cambio, si está vacunado, no se contagiará.
  • Puede no haber rabia en su ciudad. Pero, ¿qué puede suceder si entra a la ciudad un animal proveniente de una zona en la que sí hay rabia en perros, gatos y hurones? Es la denominada rabia foránea (ver al final del Capítulo 3). Ese animal puede estar rabioso y si muerde a su animal no vacunado le contagiará la rabia, en tanto que si su animal está vacunado no se contagiará.

    Entonces, podemos decir:
    CORRECTO: la rabia está controlada porque se vacuna.
    INCORRECTO: no hay que vacunar porque la rabia está controlada.

¿Vacunando contra la rabia sólo protejo a mi animal?
Protege en forma directa a su animal, pero también protege, en forma indirecta, a toda la comunidad, tanto a otros animales como a personas. Porque en rabia (como en tantas otras enfermedades), el concepto de protección es doble: individual y poblacional - comunitario:
Individual: todo animal vacunado correctamente está protegido, no se contagiará ni enfermará de rabia. Además tenga en cuenta que si su animal no está vacunado y es mordido por un animal rabioso, deberá ser eutanasiado o, en el mejor de los casos, confinado en aislamiento total por 6 meses.
Poblacional-comunitario: para ilustrarla imaginemos dos escenarios barriales que tienen en común la presencia de un perro rabioso que va mordiendo animales a medida que camina. Y veamos cuáles son las consecuencias en cada caso:

cap20-3.png

Esquema diseñado por los autores del sitio.

Conclusión: cuanto mayor sea la cantidad de animales vacunados, menor será la probabilidad de que se difunda la rabia en esa población, aunque entre un animal rabioso a la zona. 

Tengamos en cuenta, además, que cada animal rabioso puede también MORDER A PERSONAS y TRANSMITIRLES LA RABIA.

Y recordemos, también, que la rabia es una ENFERMEDAD LETAL.

Ahora se entiende por qué hablamos de protección poblacional-comunitaria: 

La vacunación de nuestras mascotas es una demostración de civilizada convivencia, es proteger a nuestros animales y a nosotros mismos, pero también a todos los demás, a toda la comunidad. 

EL CONTROL DE LA RABIA NO SÓLO ES RESPONSABILIDAD DE TODOS, sino que también es una OBLIGACIÓN LEGAL (vacunación obligatoria y tenencia responsable).

¿Puede contraer la rabia un animal vacunado?
Conservada y aplicada correctamente una vacuna aprobada por las autoridades competentes, que está dentro de su plazo de validez, es eficaz para proteger contra la rabia por un año.

¿Puede la vacuna antirrábica producir efectos indeseables en mi animal?
Las vacunas son seguras, ya que para ser aprobadas deben ser elaboradas bajo estrictas normas, además de estar sujetas a controles por parte de la autoridad competente. Pero como todo producto biológico, pueden producir algunos efectos adversos en algunos animales, los que ya fueron descriptos en el subcapítulo "¿Puede la vacuna antirrábica producir efectos indeseables?".