Fecha de actualización: 10/06/2021
Parte III: Prevención

Capítulo 20: Prevención en humanos

Profilaxis preexposición

Si Ud. o algún miembro de su familia se dedica a actividades, ya sea laborales o recreacionales, que los incluya dentro de los “grupos con alto riesgo de exposición al virus rábico”, debe considerar la aplicación de la profilaxis antirrábica preexposición:

  • Trabajadores de laboratorio de diagnóstico, investigación, producción y control que manipulan el virus de la rabia.
  • Equipos de empleados que trabajan en campañas de vacunación antirrábica.
  • Veterinarios y auxiliares veterinarios.
  • Espeleólogos.
  • Cuidadores de animales.
  • Trabajadores de zoológicos, reservas naturales, etc. y todas aquellas personas que mantienen contacto con mamíferos silvestres (murciélagos, zorros, coatíes, etc.), perros, gatos u otras especies susceptibles al virus de la rabia.
  • Viajeros en turismo a áreas endemo-epidémicas. Para asesorarse sobre este tema, puede consultarse a “Salud del Viajero”, área perteneciente al Ministerio de Salud de la Nación, sita en Uspallata 2272, CABA, teléfono 011-4304-2180, https://www.argentina.gob.ar/salud/viajeros. Se aclara que el Ministerio de Salud de la Nación no provee la vacuna para esta indicación.

Dado que estos grupos tienen más probabilidad que la población general de sufrir una “exposición”, se les aplica la profilaxis preexposición para que estén más preparados para enfrentar un contacto con el virus rábico. Esta profilaxis mejora su protección frente a exposiciones inaparentes o inadvertidas y hace que la PPE que eventualmente deban aplicarse sea más sencilla (menos dosis y sin gammaglobulinas) y genere una protección más rápida y de mayor magnitud. 

Dado que la duración de la protección que inducen en el humano las vacunas contra la rabia es variable de persona a persona, se recomienda un control médico periódico para evaluar, mediante la titulación de los anticuerpos antirrábicos en sangre, el nivel actual de protección