Fecha de actualización: 10/06/2021
Parte II: Procedimientos frente a una "exposición" (mordeduras, rasguños, etc.) al virus rábico

Capítulo 18: Acciones "posexposición" sobre la comunidad: Control de foco

Cuando las autoridades sanitarias competentes reciben el informe de la ocurrencia de una “exposición”, realizan su seguimiento y evaluación y, si lo consideran pertinente, comienzan la ejecución del denominado proceso de “control de foco”. El mismo consiste en una serie de actividades que los organismos oficiales correspondientes efectúan cuando hay sospecha o confirmación de circulación del virus rábico en una zona, con el fin de prevenir nuevas “exposiciones” y nuevos casos de rabia humana o animal. 

Las actividades que incluye un control de foco varían de acuerdo a cada circunstancia en particular, pero en general comprende el relevamiento de los antecedentes del animal agresor, la identificación y ubicación de personas y animales con los que haya podido tener contacto el animal agresor, la vacunación antirrábica de los perros y los gatos del área geográfica comprometida, la ejecución de campañas de información y de educación para la salud para la población del área, entre otras actividades.