Fecha de actualización: 10/06/2021
Parte II: Procedimientos frente a una "exposición" (mordeduras, rasguños, etc.) al virus rábico

Capítulo 17: Acciones sobre el animal que generó la "exposición" (animal agresor: animal que mordió, rasguñó, etc. a una persona o a otro animal)

Si el animal agresor es un ADIE ubicable

Ver la Parte V. De todos modos, como ya se explicó en el subcapítulo "Cuáles son las especies animales capaces de transmitir la rabia", los ADIE sufren mayormente la denominada rabia paresiante (que se caracteriza por la ausencia de conductas agresivas) y las especies más frecuentemente afectadas por la rabia (rumiantes) no tienen gran capacidad de mordedura (debido a su anatomía bucal). Estas dos características hacen altamente improbable que puedan ser los responsables de una “exposición” por agresión (mordeduras, etc.). Su capacidad de transmisión de la rabia es fundamentalmente pasiva, a través del contacto con su tejido nervioso o su saliva.