Fecha de actualización: 10/06/2021
Parte II: Procedimientos frente a una "exposición" (mordeduras, rasguños, etc.) al virus rábico

Capítulo 14: Generalidades sobre los procedimientos a seguir frente a una exposición al virus rábico (mordeduras, rasguños, etc.).

Recordemos ante todo que, como ya se definió en el subcapítulo "Concepto de exposición", se entiende por “exposición” a la interacción entre el individuo (persona o animal) y cualquiera de los animales, terrestres o aéreos, capaces de transmitir la rabia por las formas de transmisión que ya explicamos (mordedura, rasguño, lamido de heridas o de mucosas, etc). 

Una “exposición”, entonces, implica el riesgo de rabia. Para minimizar este riesgo, se deben realizar una serie de procedimientos “posexposición” que involucran tanto a la persona que sufrió una “exposición” o al dueño de un animal que sufrió una “exposición” como al animal agresor (que generó la “exposición”) y a la comunidad, y que se describen y fundamentan en los capítulos que siguen.