Fecha de actualización: 10/06/2021
Parte I: Generalidades

Capítulo 5: La rabia en Argentina

La rabia en el siglo XX

1. EN EL TOTAL DEL PAÍS

Se expone la información a partir de 1970, año en que comienzan los registros de datos en el SIRVERA. 

1.1. Animales domésticos de compañía.

El gráfico 1 permite observar un pico de casos de rabia en 1976, año a partir del cual comienza un descenso significativo que luego se mantiene a lo largo del siglo. Este descenso responde a las acciones de control que fueron implementadas en repuesta al incremento de los casos. 

Gráfico 1. Rabia en animales domésticos de compañía. Argentina. 1970-2000 

cap5-1.png

Gráfico diseñado por los autores del sitio. Fuente de los datos utilizados en la confección del gráfico: SIRVERA.

Como puede observarse, hay una gran diferencia en el número de casos por año entre la década del 70 (con su pico de 1976) y las dos décadas siguientes. Por lo tanto, a fin de facilitar la visualización de los datos, se desagrega el gráfico precedente (gráfico 1) en dos períodos: 1970-1981 (gráfico 2) y 1982-2000 (gráfico 3). Si bien las curvas de los gráficos 2 y 3 son semejantes, la diferencia está en las escalas del número de casos (de 0 a 6000 y de 0 a 180, respectivamente). 

Gráfico 2. Rabia en animales domésticos de compañía. Argentina. 1970-1981.

Para que se pueda comparar este gráfico con el siguiente, se advierte que la escala del N° de casos es de 0 a 6000

cap5-grafico.png

Gráfico diseñado por los autores del sitio. Fuente de los datos utilizados en la confección del gráfico: SIRVERA.

Gráfico 3. Rabia en animales domésticos de compañía. Argentina. 1982-2000.

Para que se pueda comparar este gráfico con el anterior, se advierte que la escala del N° de casos es de 0 a 180

cap5-3.png

Gráfico diseñado por los autores del sitio. Fuente de los datos utilizados en la confección del gráfico: SIRVERA.

1.2. Mamíferos silvestres

La fuente de datos (SIRVERA) sólo informa fauna silvestre, sin discriminar entre silvestres terrestres y aéreos, excepto por un coatí y un zorro del año 1999. Por lo tanto, este gráfico sólo da la idea de la existencia de rabia de ciclo silvestre en el país en el siglo XX, pero no permite más conclusiones debido a que el significado epidemiológico de la rabia en las especies terrestres y aéreas es muy diferente. 

Gráfico 4. Rabia en mamíferos silvestres. Argentina. 1970-2000.

Nota: la fuente de información no discrimina entre animales silvestres terrestres y aéreos.

cap5-4.png

*: Año 1999: 1 zorro y 1 coatí

Gráfico diseñado por los autores del sitio. Fuente de los datos utilizados en la confección del gráfico: SIRVERA.

1.3. Roedores y lagomorfos

La fuente de datos (SIRVERA) no muestra registro de casos de rabia en ninguna de las especies que conforman estos dos grupos. No obstante, las estadísticas del IZLP, como se verá más adelante, muestran casos en la Ciudad de Buenos Aires. 

1.4. Humanos

La evolución de los casos de rabia humana sigue igual tendencia que la correspondiente a los animales domésticos de compañía. Esto no sorprende, ya que la rabia humana es en su mayor parte una dramática y directa consecuencia de la rabia en perros. 

Como se puede observar en el gráfico 5, el número de casos humanos se fue reduciendo progresivamente hasta llegar a presentar sólo casos esporádicos en la década del 90. 

Gráfico 5. Rabia en humanos. Argentina. 1970-2000.

cap5-5.png

Gráfico diseñado por los autores del sitio. Fuente de los datos utilizados en la confección del gráfico: SIRVERA.

El SIRVERA no informa detalles de provincia ni de variante viral. No obstante se pudo contar con esos datos en los casos correspondientes a la década del 90 (fig. 4) recurriendo a la estadística del IZLP que en esa época comenzó a determinar la variante viral. 

Fig. 4. Argentina. Casos humanos de los años 1994 y 1997, discriminados por provincia, edad (adulto o niño) y variante viral.

cap5-6.png

Figura diseñada por los autores del sitio. Fuente de los datos utilizados en la confección de la figura: IZLP.

2. EN LA CIUDAD DE BUENOS AIRES

Se expone la información a partir de 1964, año en que comienzan los registros de datos en el IZLP. 

2.1. Animales domésticos de compañía.

El gráfico 6 muestra que los casos de rabia en este tipo de animales, al igual que en el total del país, alcanza un pico en 1976. En la Ciudad de Buenos Aires, luego de este pico, se observa un abrupto descenso que lleva a que 1981 sea el último año en que se registre un caso de rabia autóctona. Este control de la rabia se adjudica a las acciones que fueron implementadas en respuesta al incremento de los casos en la década del 70: vacunación masiva, control de animales sin dueño, mejoramiento de la vigilancia epidemiológica y de la educación para la salud. 

Gráfico 6. Rabia en animales domésticos de compañía. Ciudad de Buenos Aires. 1964-2000

cap5-7.png

Gráfico diseñado por los autores del sitio. Fuente de los datos utilizados en la confección del gráfico: Instituto de Zoonosis Luis Pasteur. La rabia en la Ciudad de Buenos Aires: de la endemia al control. Historia de los últimos sesenta años. Ciudad Autónoma de Buenos Aires; 2018. 

2.2. Mamíferos silvestres terrestres.

Los casos de rabia en mamíferos silvestres terrestres (gráfico 7), corresponden a animales en cautiverio (del jardín zoológico) y quizá también a animales de trabajo o recreación (como las llamas para tomas fotográficas), ya que en la Ciudad de Buenos Aires no hay ese tipo de fauna silvestre. Si bien no se tiene la certeza, pues en esa época aún no se podían identificar las variantes virales, se estima que dichos casos fueron provocados por la mordedura de perros rabiosos, debido a que la evolución de los casos de rabia en ambos tipos de animales (gráficos 7 y 6, respectivamente), resultan análogos.

Gráfico 7. Rabia en mamíferos silvestres terrestres. Ciudad de Buenos Aires. 1964-2000.

cap5-8.png

Gráfico diseñado por los autores del sitio. Fuente de los datos utilizados en la confección del gráfico: Instituto de Zoonosis Luis Pasteur. La rabia en la Ciudad de Buenos Aires: de la endemia al control. Historia de los últimos sesenta años. Ciudad Autónoma de Buenos Aires; 2018.

2.3. Otros mamíferos terrestres (ADIE y roedores).

Los casos de rabia en ADIE se suponen provocados por la mordedura de perros rabiosos. Esta presunción se sostiene en la similar evolución del número de casos correspondientes a ADIE y a perros (gráficos 8 y 6, respectivamente) y al hecho de la inexistencia de vampiros Desmodus rotundus en la ciudad de Buenos Aires, que es el transmisor de la denominada rabia paresiante típica de los ADIE en la zona norte del país.

Se desconoce el origen de los casos de rabia en los roedores. 

Gráfico 8. Rabia en ADIE y roedores. Ciudad de Buenos Aires. 1964-2000.

cap5-9.png

Gráfico diseñado por los autores del sitio. Fuente de los datos utilizados en la confección del gráfico: Instituto de Zoonosis Luis Pasteur. La rabia en la Ciudad de Buenos Aires: de la endemia al control. Historia de los últimos sesenta años. Ciudad Autónoma de Buenos Aires; 2018. 

2.4. Mamíferos silvestres aéreos: murciélagos no hematófagos.

En el gráfico 9, y en consonancia con el comentario efectuado al comienzo del capítulo, se muestra la evolución del registro no sólo de los casos confirmados de rabia sino también de los casos descartados.

Gráfico 9. Rabia en murciélagos no hematófagos. Ciudad de Buenos Aires. 1964-2000.

Gráfico diseñado por los autores del sitio. Fuente de los datos utilizados en la confección del gráfico: Instituto de Zoonosis Luis Pasteur. La rabia en la Ciudad de Buenos Aires: de la endemia al control. Historia de los últimos sesenta años. Ciudad Autónoma de Buenos Aires; 2018. 

Del gráfico se desprende que a partir de 1991 se registra un incremento del número de muestras diagnosticadas, tanto positivas (casos) como negativas (casos descartados).

A su vez, los gráficos 10 y 11 muestran un incremento en el porcentaje de casos, desde el 0,52 % en el período 1964-1990 (gráfico 10) hasta el 3,63 % en el período 1991-2000 (gráfico 11). 

Como ya se explicó al comienzo del capítulo, este incremento no implica necesariamente un aumento de la prevalencia de la rabia en murciélagos en la CABA. 

Gráfico 10. Porcentaje de casos de rabia diagnosticados en murciélagos no hematófagos. Ciudad de Buenos Aires. 1964-1990.

Gráfico diseñado por los autores del sitio. Fuente de los datos utilizados en la confección del gráfico: Instituto de Zoonosis Luis Pasteur. La rabia en la Ciudad de Buenos Aires: de la endemia al control. Historia de los últimos sesenta años. Ciudad Autónoma de Buenos Aires; 2018. 

Gráfico 11. Porcentaje de casos de rabia diagnosticados en murciélagos no hematófagos. Ciudad de Buenos Aires. 1991-2000.

Gráfico diseñado por los autores del sitio. Fuente de los datos utilizados en la confección del gráfico: Instituto de Zoonosis Luis Pasteur. La rabia en la Ciudad de Buenos Aires: de la endemia al control. Historia de los últimos sesenta años. Ciudad Autónoma de Buenos Aires; 2018. 

2.5. Humanos.

En el gráfico 12 se observa que, como era de esperar, la evolución de los casos de rabia humana es semejante a la de la rabia en perros. En 1978 se alcanza el nivel 0 de casos que se mantiene en lo que resta del siglo.

Gráfico 12. Rabia en humanos. Ciudad de Buenos Aires. 1964-2000

cap5-13.png

Gráfico diseñado por los autores del sitio. Fuente de los datos utilizados en la confección del gráfico: Instituto de Zoonosis Luis Pasteur. La rabia en la Ciudad de Buenos Aires: de la endemia al control. Historia de los últimos sesenta años. Ciudad Autónoma de Buenos Aires; 2018.