Fecha de actualización: 10/06/2021
Parte I: Generalidades

Capítulo 4: La rabia en el mundo

Rabia humana

Se mantiene como endémica en numerosos países, especialmente de Asia y de África, continentes donde, como ya fuera mencionado, ocurren más del 95% de las muertes humanas por rabia (tabla 2):

Endémico se refiere a la constante presencia de una enfermedad o de un agente infeccioso en una población dentro de un área geográfica.

Tabla 2: Número de muertes por rabia humana en los diferentes continentes. Año 2015

cap4-tabla2.png

Fuente:  Hampson et al.  Reassessing the burden of Rabies. PLoS Negl Trop Dis. 2015 Apr; 9(4): e0003709.
Published online 2015 Apr 16.doi:  10.1371/journal.pntd.0003709.

A su vez, el 99 % de las muertes por rabia se deben a la transmisión por perros rabiosos (ciclo terrestre urbano).

La mayor mortandad humana debida a rabia transmitida por  perros corresponde a Asia, siendo India donde se reporta el mayor número de muertos. Le sigue África, pero hay que tener en cuenta que sus datos no son totalmente confiables. América Latina y el Caribe han reducido sustancialmente el número de casos de perros y por  lo tanto de humanos, como consecuencia de la implementación de programas de control de la rabia canina; a este respecto, son elocuentes los reportes oficiales que muestran que el número de casos humanos se redujo de 250 en 1990 a sólo 10 en 2010. El mapa 2 ilustra lo dicho y presenta a los países de acuerdo a su nivel de casos de rabia en perros y de rabia humana transmitida por perros.

Mapa 2: Presencia de rabia humana transmitida por el perro,  2019

Fuente: World Health Organization. Rabies. Presence of dog-transmitted human rabies. 2019. https://apps.who.int/neglected_diseases/ntddata/rabies/rabies.html. Consultado el 22 de abril de 2020.

Nota: para aquellos lectores interesados en conocer más datos sobre la rabia en el mundo, le recomendamos visitar el mapa interactivo para rabia de la OMS cuyo link figura en la fuente al pie del mapa 2. 

Pero el perro, y hablando en general los animales domésticos de compañía, no son los únicos que pueden transmitir la rabia al hombre. En zonas endémicas como África y parte de Asia, la alta proporción de casos de rabia humana debida a la transmisión por perros, convive con una pequeña proporción debida a la transmisión desde los ciclos silvestres terrestre y aéreo. En Sudamérica y Centroamérica, que son las áreas geográficas donde habitan los murciélagos hematófagos (vampiros), se registran casos de rabia humana transmitida desde el ciclo silvestre aéreo, que en su mayor proporción se deben a la transmisión por los mencionados mamíferos (mapa 3). En aquellos países libres de rabia en perros, como USA, Canadá y Europa occidental, los casos de rabia humana autóctona  son esporádicos e infrecuentes, y se deben a la transmisión desde los ciclos silvestres terrestre y aéreo (por murciélagos insectívoros que transmiten virus rábico en América del Norte y lyssavirus asociados a rabia en Europa) y por transplante de órganos.

Mapa 3. Casos de rabia humana transmitida por murciélagos en países de América del Sur en el período 2005-2015. Se aclara que predominan los casos asociados con murciélagos hematófagos (vampiros).

cap4-3.png
cap4-4.png

Fuente: Adaptado de : SIEPI “Especie”, http://siepi.panaftosa.org.br/Export.aspx. Extraído de: Velasco-Villa A1, Mauldin MR2, Shi M3, Escobar LE4, Gallardo-Romero NF5, Damon I5, Olson VA5, Streicker DG6, Emerson G5. The history of rabies in the Western Hemisphere. Antiviral Research,Volume 146, October 2017, Pages 221-232. https://doi.org/10.1016/j.antiviral.2017.03.013