Fecha de actualización: 10/06/2021
Parte I: Generalidades

Capítulo 4: La rabia en el mundo

Rabia en gatos

Con respecto a la rabia en los gatos, puede decirse que su control corre paralelo al control de la rabia en los perros, ya que ambos animales están contemplados en los programas de prevención y control de la rabia urbana que incluye fundamentalmente la vacunación obligatoria, el control poblacional y la tenencia responsable.

En general, el número de casos registrados de rabia en gatos en los diferentes países es sensiblemente menor que el de perros; como ejemplos: en el período 2015-2017, el número de casos de rabia en perros y gatos, respectivamente fueron: Brasil: 99 y 15, Méjico: 12 y 1, Perú: 96 y 1.

En USA existe una situación epidemiológica particular, ya que el número de casos de gatos rabiosos supera al de perros (por ejemplo, en 2015 se registraron 67 casos de rabia en perros y 244 casos de rabia en gatos, todos debidos a virus de ciclo silvestre). Esto se debería a varios motivos, entre otros: la mayor tolerancia de la población a la presencia de gatos callejeros, el menor compromiso con el control veterinario periódico de los gatos, y el mayor contacto de los gatos con mamíferos silvestres terrestres y aéreos debido a sus hábitos de conducta (por ejemplo, la caza de animales), lo que lo implica una mayor exposición a “fugas” desde los ciclos silvestres. El conocimiento de las causas de esta situación epidemiológica alerta para tenerlas en cuenta en las actividades de prevención y control de la enfermedad en Argentina.