Fecha de actualización: 10/06/2021
Parte I: Generalidades

Capítulo 12: Vacunas antirrábicas: características generales

¿Puede la vacuna antirrábica producir efectos indeseables?

En humanos: sus efectos adversos, si es que se producen, suelen ser leves, transitorios y comunes a casi todas las vacunas: fiebre moderada, escalofríos, malestar general, debilidad muscular, dolor de cabeza, mareos, dolores musculares y articulares, excepcionalmente reacciones anafilácticas, urticaria y erupción y dolor, hinchazón y prurito en el sitio de inyección. 

La vacuna Fuenzalida Palacios, también denominada CRL, que aún se elabora y aplica en Argentina, incluye, entre sus efectos adversos, la presentación de accidentes neuroparalíticos.

En animales: pueden producir, en algunos casos, un estado febril y de decaimiento transitorio e hinchazón en el sitio de aplicación. Aunque muy raro, hay animales con susceptibilidad alérgica en los que la vacuna puede producir alguna reacción alérgica grave, que el profesional veterinario tratará con la medicación correspondiente. Estas reacciones son raras, transitorias y tratables, por lo que no deben ser consideradas como impedimento para la aplicación de una vacuna que protege contra la transmisión de una enfermedad 100 % letal.